¿Adictos al móvil?

La Sociedad de la Información en España 2013

La Sociedad de la Información en España 2013

A principios de año, fue publicado un estudio que nos parece que puede ser muy interesante comentar y debatir en este espacio.

Desde hace 14 años la Sociedad de Información en España 2013 de la Fundación Telefónica, promueve un estudio en España sobre el uso y avance de las TIC en la población. TIC, entendida como Tecnologías de la Información y Comunicación, y donde nos referimos normalmente al uso de nuevas tecnologías e Internet

Viendo la publicación detenidamente (en pdf) observamos, que habla desmesuradamente, en la mayoría de sus páginas, de los múltiples beneficios de Internet y de los smartphones, y que evidentemente existen y no negamos: Accesibilidad, promoción del uso compartido de bienes, beneficios en la educación y aprendizaje, aplicaciones de salud, posibilidades de micro-financiación de proyectos antes impensables,…

Pero es cuando nos centramos en el apartado de datos cuantitativos donde encontramos los datos más interesantes, desde nuestro punto de vista.

Aquí se afirma que nos encontramos con una población del 53,8%, que son usuarios intensivos, (aquellos que se conectan a diario) y que oscilan en una franja de edad de 16 a 74 años, siendo los más jóvenes los que utilizan más este tipo de herramientas. De hecho señala que los jóvenes de 16 a 24 años representa los usuarios más intensivos.

Hasta aquí todo normal y esperable.

Por otro lado nos señala que el smartphone es el dispositivo móvil por excelencia y que supera  a la venta de móviles tradicionales, a la vez que los llena de alabanzas.

Con todos los datos anteriores, ellos calculan que una persona consulta de media 150 veces el teléfono al día, y es este dato el que  nos parece más preocupante.

Si dividimos 150 veces entre 24 horas del día y contamos que cada vez que lo consultamos estamos 1 minuto, lo que ya nos parece improbable, ya que normalmente necesitas más tiempo, obtenemos que estamos de media unas 3,6 horas mirando el móvil al día, es decir utilizando Internet, aplicaciones, redes sociales, entre otros.

En otras ocasiones, ya hemos hecho referencia a que la adicción no se mide por la cantidad de la sustancia o tiempo que dedicas a la conducta en sí, sino al uso que haces de ella y a la pérdida de otras actividades que antes hacías para centrarte en la nueva actividad.

Con lo que analizados estos datos deberíamos de pensar en la cantidad de personas vulnerables a una adicción al móvil, en concreto al smartphone.

Si tenemos en cuenta la franja de edad de la adolescencia, y el uso desmesurado que, según este estudio, se hace, estamos ante un cóctel explosivo.

Sin embargo, el estudio no hace ninguna mención a este dato, ni a la posibilidad de un uso desmedido por algunas personas, sino que explica el alto consumo porque ahora aprovechamos los “tiempos muertos” y los convierte en “tiempos encontrados” para gestionar actividades y relaciones con conocidos.

Otros datos interesantes son que el 77% de los jóvenes no salen sin el móvil de casa y que el 81% de las compras con el móvil son impulsivas. Sin duda, datos que nos hacen pensar.

Visto todos estos datos, nos preguntamos, entre otras cosas;

  • ¿Estamos educando a nuestros adolescentes y adultos sobre el buen uso de Internet? ¿Hacemos buen uso de él?
  • ¿Estamos preparados para la  avalancha de información que nos proporciona Internet?

Por último os dejamos una pregunta y sus respuestas sobre la adicción al móvil, que ya sabéis es una de nuestras especialidades:

¿Cómo saber si yo o algún familiar cercano u amigo tienen una adicción al móvil o ha sobrepasado la línea de la que tanto hablamos los profesionales?

  • Observamos cambios de actitud y de humor cuando no está con el móvil cerca o cuando ponemos un límite respecto a éste. Incluso se puede observar ansiedad. agitación y depresión.
  • La comunicación en casa ha disminuido, y ya no es cómo antes.
  • Deja de hacer actividades que antes hacía. Sale menos, descuida sus actividades, etc.
  • Está permanentemente conectado y mirando el smartphone.

Si observas esta situación pide ayuda, y consejo a profesionales.

Al principio sabemos que cuesta pero luego tiene sus beneficios, vivir más feliz y libre de ataduras.

Como siempre esperamos vuestros comentarios, reflexiones y sugerencias.

Un abrazo.

 

Autor:
Merche González Cantón y Neus Mellinas López
Psicólogas especializadas en adicciones y habilidades sociales
ASOCIACIÓN MERNEU