No los dejes solos en Internet

Artículo para los lectores de Sapos y Princesas y El Mundo.

No importa la edad que tengan, vas a estar ahí siempre a su lado, guiándolos, protegiéndolos de los peligros y educándolos para que puedan valerse por sí mismos el día de mañana. Uno de los temas que más nos preocupan son los riesgos a los que se enfrentan en Internet.

Ahora que llegan muchos días de vacaciones, y que seguramente tus hijos pasarán más tiempo del que quisieras delante del ordenador, la asociación Padres 2.0 te da unos consejos para afrontar con calma el reto tecnológico. Si todavía no estás familiarizado con las herramientas de control parental, es hora de ponerse las pilas.

10 claves sobre control parental

1.- No prohíbas el uso de las nuevas tecnologías

A veces, el miedo a lo desconocido puede impulsarte a prohibirle el uso de las tecnologías. No lo hagas, es su principal herramienta de comunicación y socialización hoy, y de trabajo mañana.

2.- Establece un tiempo de uso

Esta limitación debéis establecerla y cumplirla tanto para Internet como para las Redes Sociales. Y también para ti. Tú eres su mejor ejemplo.

3.- Enséñale la importancia de la privacidad

Es tan importante que sepa cuidar su privacidad como respetar la de los demás. No deben compartir nunca fotos de otras personas sin su permiso.

4.- Implanta unas normas para toda la familia

Estas normas deben especificar claramente cuál es la relación que vais a tener todos en casa con la tecnología y qué límites no podréis pasar.

5.- Antes de regalarle su propio smartphone o tablet…

Enséñale qué puede y qué no puede hacer con ese dispositivo conectado a Internet.

6.- Usa programas de control parental

Son una gran ayuda a la hora de proteger a tu hijo de ciertos peligros en Internet así como de evitar que acceda a contenidos no adecuados a su edad.

7.- Aprovecha las ventajas de la tecnología

La tecnología puede ser tu gran aliada para estar conectado con tu hijo adolescente. Cuando estás fuera puedes crear un grupo familar de WhatsApp y sacar tu vena más cómica o artística para “enganchar” con sus gustos, compartiendo “memes”, etc.

8.- Compartid vuestro conocimiento sobre las apps

Hay miles de apps. Tú tienes las tuyas y tu hijo las suyas, ¿por qué no compartís algunas de ellas y os informáis mutuamente de las novedades?

9.- La tecnología no debe afectar a la convivencia familiar

Si crees que la tecnología está afectando a vuestras relaciones en casa acude a los profesionales que puedan ayudarte a identificar los problemas y darte asistencia en caso que lo necesites.

10.- Enséñale a respetar valores anteriores a su generación

Tu hijo nunca es “demasiado” mayor como para que no conozca y respete los valores que han pasado de una generación a otra en tu familia. Ayúdale a que los conozca y a que aporte su opinión.